Reconstrucción microquirúrgica mamariaReconstrucción microquirúrgica mamaria

En los últimos años se tiende a realizar la reconstrucción mamaria con tejido propio de la paciente, intentando utilizar menos implantes mamarios.
Se utiliza el tejido más parecido a la mama que esté disponible, eso depende de la anatomía de la paciente; En algunas ocasiones utilizaremos piel y grasa del abdomen bajo, en otras, piel de la zona de los glúteos o en la cara medial de los muslos.
Para realizar este “transplante” se utilizan técnicas microquirúrgicas, el éxito de las mismas depende del entrenamiento del cirujano y su experiencia.

Quizás el colgajo microquirúrgico más utilizado y el que aporta mejores resultados estéticos es el colgajo DIEP.

En este colgajo utilizamos el exceso de piel y grasa de la zona baja del abdomen. Se “transplanta” hacia el tórax junto con las pequeñas arterias que le aportan la nutrición. Allí se unirán a las arterias y venas del tórax y se remodelará el tejido transplantado para crear la nueva mama.

El abdomen se cierra del mismo modo que se hace en una abdominoplastia estética.

Otros tipos de colgajos microquirúrgicos para reconstrucción mamaria son el colgajo IGAP/SGAP que utiliza la piel y grasa del glúteo, o el colgajo PAP que utiliza el tejido excedente de la zona inmediatamente inferior del glúteo, o el colgajo TUG o de músculo gracillis que utiliza tejido de la cara interna de los muslos.

SUBIR